El proyecto PROMA (nº 2020-1-RO01-KA204-080214) se centra en la educación de adultos con el objetivo de fomentar la inclusión de las mujeres gitanas en sus comunidades locales a través de la educación.

Contexto

Las comunidades gitanas son consideradas como uno de los grupos más vulnerables socialmente a nivel de la UE, sufriendo múltiples riesgos de marginalización y siendo discriminados por el público general. Las mujeres gitanas se ven comúnmente afectadas por lo que en la bibliografía académica se conoce como doble discriminación: por su herencia cultural y por ser mujeres. La situación de las mujeres gitanas, que afecta a la integración social en todos los niveles (educación, empleo, situación económica, condiciones de vida), es mucho peor comparada con la de los hombres. Según ha indicado la FRA, más mujeres que hombres son incapaces de leer o escribir, siendo las diferencias en las tasas de analfabetos entre hombres y mujeres mayores de 16 años de un 12% en Rumanía, 8 % en España y 12% en Grecia con respecto al resto de la población. En cuanto al empleo, basándonos en la FRA, la proporción de hombres gitanos cuya actividad principal es ‘tener empleo’ es sistemáticamente más alta que la de las mujeres gitanas. Entre los países encuestados, más del doble de hombres gitanos tenían empleo, en comparación con las mujeres. La situación es también similar en Macedonia del Norte. Según la Strategy for Roma in Republic of Macedonia 2014-2020 (Estrategia para los gitanos en la República de Macedonia 2014-2020) el desempleo entre gitanos es casi el doble que el promedio nacional, e incluso mayor entre las mujeres gitanas. Lo mismo ocurre en la educación; a pesar de la finalización de la educación primaria y secundaria, existe un alejamiento notable hacia las niñas gitanas.

Objetivos

PROMA se centra en la educación para adultos con el objetivo de fomentar la inclusión de mujeres gitanas en sus comunidades locales a través de la educación en forma de prácticos programas locales, el cual es el principal objetivo del proyecto.

 Los objetivos específicos incluyen:

a) utilizar las ventajas competitivas y los vehículos de promoción social del contexto local de los 4 países afectados.

b) forjar las capacidades de educadores formales y no formales de mujeres gitanas;

c) diseño e implementación de programas piloto locales destinados a la inclusión de mujeres gitanas a través de la educación conjunta de educadores y mujeres gitanas.

Actividades

PROMA estará implementado en 4 países con una densa población gitana (Rumanía España, Grecia, Macedonia del Norte) e involucra dos grupos diferentes de participantes: educadores formales y no formales de mujeres gitanas, así como mujeres gitanas. 40 educadores formales y no formales de mujeres gitanas y 100 mujeres gitanas estarán involucrados en la implementación de PROMA, que incluye las siguientes actividades:

Identificar vías de integración (evaluación de necesidades).

– Desarrollo del programa de capacitación para educadores formales y no formales que trabajan con mujeres gitana.

– Ejecución piloto del programa de forjar capacidades para educadores formales y no formales que apoyan a las mujeres gitanas.

– Diseño e implementación de programas piloto cuyo objetivo es la integración de mujeres gitanas a nivel local. Además, 3 jornadas de puertas abiertas serán implementadas (en España, Grecia y Macedonia del Norte), junto con una conferencia internacional (en Rumanía) para presentar el proyecto a una audiencia amplia.

Resultados

Los principales resultados esperados del PROMA son:

– Una metodología innovadora fomentando la inclusión social de mujeres gitanas será presentada, utilizando la educación para adultos como vehículo, siguiendo un contexto local y promoviendo programas piloto locales conjuntamente diseñados e implementados por mujeres gitanas y educadores formales y no formales de mujeres gitanas.

– Las competencias de 40 educadores formales y no formales de mujeres gitanas en los 4 países afectados serán desarrolladas en base a implementar la metodología desarrollada para la inclusión social de las mujeres gitanas.

– Al menos 100 mujeres gitanas en los 4 países afectados mejorarán sus competencias y habilidades participando en los programas piloto locales.

– Los programas piloto locales que persiguen la inclusión social de mujeres gitanas a través de la educación, serán implementados conjuntamente por educadores y mujeres gitanas en los 4 países afectados.

Resultados previstos e impacto del proyecto:

– Educadores formales y no formales de mujeres gitanas están equipados con una nueva metodología y entrenados con el fin de responder mejor a los desafíos educativos, tanto especiales como particulares, a los que se enfrentan las mujeres gitanas, impidiendo su integración en comunidades locales.

– Las mujeres gitanas están más comprometidas con seguir iniciativas educativas a nivel local con el objetivo de su inclusión social, así como con el desarrollo de sus habilidades y competencias.

– El nivel de aceptación de mujeres gitanas donde los programas pilotos han tomado lugar ha mejorado, y han disminuido los casos de racismo y homofobia contra los gitanos.

– Los niveles de cohesión social en las comunidades locales donde los programas piloto han tomado lugar se han elevado, y el nivel de integración de mujeres gitanas en esas comunidades ha aumentado.

El apoyo de la Comisión Europea para la producción de esta publicación no constituye una aprobación del contenido, el cual refleja únicamente las opiniones de los autores, y la Comisión no se hace responsable del uso que pueda hacerse de la información contenida en la misma.